Último partido
0
1
 
Próximo partido
7/8/2021
 
Síguenos en Twitter RSS
       Pesca
www.recre.org - Los aficionados onubenses participan este domingo en Isla Cristina en un campeonato interclubes de pesca en káyak

18/7/2021

Los aficionados onubenses participan este domingo en Isla Cristina en un campeonato interclubes de pesca en káyak
Para mostrar su repulsa hacia el Proyecto de Real Decreto que pretende prohibir la actividad 
 
La pesca desde káyak, una de las últimas en incorporarse al amplio abanico de posibilidades que ofrece la pesca recreativa o deportiva a los aficionados, también podría ser la primera en desaparecer en caso de prosperar el actual texto del Proyecto de Real Decreto que regula la pesca marítima de recreo en aguas exteriores en el que actualmente trabaja el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Y es que en el apartado dos de su artículo tres, dicho documento prohíbe expresamente la pesca marítima de recreo desde cualquier artefacto flotante que no sea ninguna de las embarcaciones referidas previamente en el propio documento, entre las que no se encuentra el káyak, actualmente considerado como artefacto flotante. 
 
La provincia de Huelva ha sumado a lo largo de los últimos años numerosos aficionados a este tipo de pesca de recreo, muchos de los cuales se aglutinan en torno a alguno de los tres clubes existentes: C.D. Calabera Káyak de Matalascañas; C.D. Onuba Káyak, a caballo entre Huelva y Mazagón; y C.D. Peskáyak Isla de Isla Cristina, que cuenta actualmente con 34 socios y cuyo presidente, el isleño José María Torrescusa Feria (39 años), fue una de las primeras personas en poner en práctica esta afición en el litoral onubense. 
 
En declaraciones a Huelva Información, este conocido aficionado a la pesca de recreo ha indicado que el nuevo Real Decreto "toca mucho las narices" a todo el colectivo, de ahí que este mismo domingo su club haya organizado, junto a las otras dos entidades de pesca desde káyak, y con la colaboración de la Delegación de Deportes del Ayuntamiento de Isla Cristina, un campeonato "inter-clubes" con carácter "puramente reivindicativo" contra el proyecto de Real Decreto en el que trabaja el Gobierno. 
 
Según las propias bases de dicho torneo, éste se celebra, entre otras cuestiones, ante la "necesidad de organizarnos todos los aficionados y amantes a la pesca en káyak de la costa onubense en un evento puramente reivindicativo contra el Proyecto de Real Decreto que regula la pesca marítima de recreo en aguas exteriores", así como "frente a una delimitación que conllevaría la prohibición de dicha modalidad de pesca en gran parte de las costas de nuestra provincia", a lo que añade que también responde a la "necesidad de reactivar la actividad entre los clubes de pesca en káyak de la provincia" y con el objeto de "crear convivencia y unión entre los integrantes de cada uno de los clubes onubenses para, de una manera sana y cordial, poder concursar y fomentar la relación entre entidades y personas afines a este deporte". 
 
El campeonato inter-clubes de hoy domingo se disputa en aguas de Isla Cristina, con salida y llegada en la Playa Central de dicha localidad costera, en la cual se ha acotado una zona de pesca mediante las coordenadas que previamente se ha facilitado a los participantes, que están obligados a salir desde la línea de costa y manteniendo la distancia de seguridad, ubicada en la zona del canal náutico prevista tanto para la salida como para la llegada de los káyaks sin ningún tipo de aparejo de pesca montado en las cañas. 
 
Para participar es obligatorio e imprescindible estar en posesión de la licencia de pesca marítima de recreo desde embarcación, así como llevar chaleco salvavidas, radio de banda marina equipada como mínimo con los canales 9, 16 y 69, siendo éste último el canal de trabajo del concurso; o en su defecto un teléfono móvil cargado y en bolsa impermeable desde el que poder avisar a la organización del evento o a los barcos de apoyo de cualquier eventualidad. 
 
El estilo o modalidad de pesca es de elección libre por cada participante, así como las cañas empleada, hasta un máximo de dos en acción y una de reserva por deportista, y un máximo de tres anzuelos por caña en acción de pesca. Igualmente se permite el uso de cebo tanto natural como artificial. Por otra parte está expresamente prohibido el uso de cualquier tipo de propulsión que no sea la generada por la acción física del deportista, no pudiendo usarse, por tanto velas o motores. Para el caso de káyaks dobles, que están permitidos, cada uno de los tripulantes tendrá que realizar su propia inscripción, llevando dos dorsales y dividiéndose entre ambos el peso total de las capturas obtenidas. 
 
Por razones de seguridad, la organización recomienda pescar en grupos de al menos dos káyaks, respetando una distancia mínima de 50 metros entre ellos y no pudiendo pescarse a menor distancia desde la costa de la autorizada por la normativa en esta materia. 
 
Por otra parte las tallas mínimas de las capturas son las establecidas por Federación Andaluza de Pesca Deportiva, quedando excluidos de la competición todos los cefalópodos y lisas, así como especies protegidas. Las normas también indican que "como amantes de la pesca debemos buscar un equilibrio y un respeto por el medioambiente y practicar una pesca responsable, incentivando la calidad y no la cantidad", por lo que se establece un máximo de tres piezas de la misma especie, con lo que "se pretende evitar la pesca indiscriminada de una especie y la promoción de la práctica de pesca en sus distintas modalidades". 
 
La competición se dará por finalizada a las doce del mediodía, hora en la que todos los káyaks estarán en tierra y a partir de la cual las capturas serán selladas antes de proceder al pesaje, a las 13:00 horas, y finalmente al acto de entrega de trofeos. 
 
La pesca en káyak, sentimiento de "libertad" 
 
José María Torrescusa practica la pesca deportiva desde que tiene "uso de razón", entre otras cosas porque se considera un amante del medio ambiente y del mar, y porque su padre lo llevaba desde que era un niño a pescar tanto a la playa, como al puente, el puerto o las escolleras de Isla Cristina. "Entonces aquí no existía la pesca en káyak -añadió-, y lo que hacíamos era pesca desde tierra y a fondo". 
 
Para Torrescusa la sensación de "libertad" es lo mejor de la pesca en káyakPara Torrescusa la sensación de "libertad" es lo mejor de la pesca en káyak 
Para Torrescusa la sensación de "libertad" es lo mejor de la pesca en káyak / M.G. (Isla Cristina) 
 
Pero hace ahora 11 años "las ganas de avanzar y de hacer cosas nuevas" le llevaron a ser una de las primeras personas de la provincia de Huelva en poner en práctica la pesca en káyak. "Al no poder permitirme comprar un barco, al gustarme ambos deportes -pesca y káyak-, y mis ansias de practicar modalidades imposibles desde tierra como el curricán, me llevó definitivamente a ello". 
 
Para Torrescusa su pasión por la pesca en káyak viene dada fundamentalmente por la cercanía y contacto directo con el medio, por depender totalmente de uno mismo, por llegar a lugares donde no se puede con una embarcación de recreo por el calado, o estar en mitad del mar solo, sobre un trozo de plástico y sin motor -y por tanto sin contaminar absolutamente nada-. En definitiva, apuntó, "por la sensación de libertad que todos estos elementos te aportan", 
 
Otras características de este tipo de pesca, según Torrescusa, son que te permite poner en práctica todas las modalidades, tanto en mar abierto como en aguas interiores de las rías onubenses: "elegimos una modalidad u otra en función de la especie que vamos buscando en cada momento y el abanico es amplísimo: curricane, surfcasting, spinning, y otras muchas más", a lo que añade que "de esta forma, también se pueden capturar prácticamente todas las especies". 
 
Al presidente de Peskáyak Isla las modalidades que más le gustan son el spinning y el jigging -esta última se centra en tirar al fondo un plomo que simula un pez y al que el pescador va dando continuamente tirones-, No obstante, como para esta última modalidad se necesita mucha profundidad y en las costas onubenses lo máximo son 14 metros al no poder alejarse con el káyak a más de dos millas de la costa, "tenemos que optar por alguna de sus variantes como slow jigging o pirking. En esta última se deja caer el señuelo de plomo y se va moviendo en la misma columna de agua, levantándolo solo medio metro cada vez, para dejarlo caer de nuevo, y así repetidamente sin apenas recoger el carrete. El slow jigging es prácticamente igual, pero más lento. 
 
Por otra parte para Torrescusa el equipo básico para iniciarse en la pesca desde káyak está formado por caña, carrete, káyak y chaleco salvavidas, este último elemento "imprescindible" para él junto con un silbato, lo cual "no resulta muy caro, pudiendo estar en menos de 600 euros si se opta por un káyak de segunda mano". No obstante, en función de lo que cada uno se quiera implicar, se van incorporando otros elementos como una emisora de radio, por motivos de seguridad, y hasta incluso una sonda para detectar bancos de peces, "el equipo también depende mucho de las modalidades que quieres practicar". 
 
Su mayor pieza ha sido hasta el momento una corvina de 17 kilos y medio en aguas de la provincia de Huelva, cuyas costas considera "muy buenas para esta actividad, aunque también poco conocidas". En este sentido manifestó que "tenemos el privilegio de contar con la mejor zona para la captura de la corvina de gran porte, así como de otras muchas especies. 
 
Sus modalidades y especies favoritas son la corvina a jigging y el robalo a spinning, en las que "el señuelo lo maneja el pescador, que le da el movimiento deseado para buscar el ataque del depredador". 
 
Finalmente Torrescusa defiende el amor por la naturaleza de los aficionados a la pesca en káyak, de los que afirmó que "quizás seamos de los colectivos más comprometidos con el medio ambiente: no contaminamos nada al no usar motores, y por tanto carburantes; organizamos y participamos en numerosas campañas destinadas a limpiar playas, marismas y océanos; y prácticamente todos recogemos aquellos plásticos y otros residuos que vamos encontrando en el mar". Además, "también solemos practicar la captura y suelta, ya que nos quedamos solo con aquellas capturas de la especie y el tamaño que buscamos". 
 
El C.D. Peskáyak Isla fue fundado en el año 2013 por otro isleño, Manuel Jesús Capilla, con el principal objeto de "crear un punto de encuentro entre aficionados, defender nuestros intereses como colectivo, compartir una afición y aprender unos de otros, "siendo por esta zona prácticamente los orígenes de la pesca en káyak".


Fuente: Huelva Información

Opina sobre esta noticia

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Tuenti