Último partido
 
Próximo partido
24/1/2021
 
Síguenos en Twitter RSS
       Fichajes / Cantera / COVID-19
www.recre.org - Alí Ramram: «Los entrenamientos son geniales y tanto los compañeros como el entrenador son muy amigables»

22/6/2020

Alí Ramram: «Los entrenamientos son geniales y tanto los compañeros como el entrenador son muy amigables»
El jugador marroquí acabó confinado en Huelva por su sueño de jugar en el Recreativo de Huelva. Llegó a primeros de marzo para probar con el Decano dentro del acuerdo con la empresa Ilussia y no pudo regresar a su país hasta el 10 de junio 
 
El marroquí Alí Ramram llegó a Huelva en marzo con la ilusión de probar con el Recreativo de Huelva, pero la crisis del coronavirus le cogió en pleno apogeo y no pudo regresar a su país hasta hace unos días. Su sueño de ser futbolista tuvo como precio pasar el confinamiento en nuestra provincia. El jugador, de 18 años de edad, llegó gracias al acuerdo suscrito entre la empresa Ilussia y el Decano, con el fin de traer jugadores de fuera y ver su potencial, dentro de una campaña de captación de jóvenes valores. 
 
Alí Ramram, jugador de la cantera del Raja Club Athletic de Casablanca, en el que ha llegado a jugar en la segunda división de su país, cargó sus maletas de ilusión e invitado por Ilussia Sport, llegó a Huelva el lunes 9 de marzo para realizar una prueba con el Decano, acompañado por su madre y tras más de 16 horas de viaje en coche y barco desde Casablanca, llegó al hotel Martín Alonso Pinzón de Mazagón, lugar donde pasaría una semana y desde donde todos los días saldría para ir a la ciudad deportiva de Recreativo para entrenar con las categorías inferiores del Decano. 
 
Alí considera que “los entrenamientos son geniales y tanto los compañeros como el entrenador son muy amigables; el fútbol en España es mas táctico, me gusta el tiki taka ,y el posicionamiento de los jugadores"; se considera un jugador físicamente fuerte y veloz para el contraataque, en su posición natural de delantero. 
 
Tras los entrenamientos, ilusionado a la par que cansado por tantos días de aprendizaje, le avisan que la sesión del viernes 13 de marzo queda suspendida por motivos sanitarios. Alí y su madre habían decidido pasar el fin de semana en Huelva antes de regresar el lunes a Marruecos, pero el jueves 12 por la noche, reciben la noticia que “Marruecos suspende hasta nueva orden el trafico aéreo y marítimo con España”, en ese momento les entra el nerviosismo y la intranquilidad. 
 
A la mañana siguiente, deciden viajar a Algeciras para intentar embarcar de vueltas a Marruecos, sin tener la certeza de que pudieran conseguirlo, después de varias horas de intento y en contacto con la embajada, le comunican que es imposible; los ánimos en el puerto de Algeciras se ponen tensos y deciden llamar al Hotel de Mazagón y volver al lugar donde se encuentran seguros. 
 
Sin posibilidad de regresar a su país, España es golpeada por la COVID-19 y se anuncia el confinamiento por tiempo incierto... Van pasando las quincenas y con el estado de alarma son llamados desde la embajada de Marruecos en Sevilla para un nuevo intento de volver a su país; les informan que no tienen un día exacto para el viaje y que lo que pueden ofrecerle es un alojamiento compartido con varios compatriotas más, un piso en Sevilla con más ocupantes que camas. El miedo a compartir piso y en esas condiciones les obliga a volver a llamar al hotel para saber si pueden regresar, ya que el Martín Alonso Pinzón se encuentra cerrado y con solo dos huéspedes franceses de larga duración (+ 2 años). Los gerentes del hotel, viendo su necesidad, deciden volver a acogerlos, ya como parte de la familia del hotel. 
 
Conforme pasan los estados de alarma y se pasa a nuevas fases, con posibilidad de salir de las habitaciones a las zonas comunes y también dar pequeños paseos, ambos van conociendo a vecinos de Mazagón, con los que van tomando contacto e incluso, cuando ya se pudo, Alí forma parte de un grupo de “amigos” con los que juega a fútbol en las pistas del parque del Faro. Por su parte, su madre, Fatna, ya puede salir para ir a Huelva y comprar los materiales necesarios para expresar su creatividad. Fatna es pintora con gran reconocimiento en su país, donde realiza exposiciones y congresos de pintura; durante este tiempo ha llegado a pintar más de una docena de cuadros y en un futuro próximo realizará una exposición en las instalaciones del hotel. 
 
El pasado 9 de junio por la noche, reciben una llamada del consulado marroquí en Sevilla, indicándoles que deben estar el día siguiente en el aeropuerto de Málaga para el regreso en avión hasta Tetuán, Alí se despide de su “nueva familia” en el hotel y marcha para Málaga, contento por su vuelta a casa, pero con la pena de dejar a su madre en Mazagón, ya que ellos vinieron el coche y aun a día de hoy, las fronteras marítimas siguen cerradas. 
 
Fatna, en estos momento esta a la espera de poder volver a Marruecos y con la intención de una futura vuelta a Mazagón, para pasar unas vacaciones, y Alí desea volver en octubre para realizar con más garantías la prueba en el Real Club Recreativo de Huelva.


Fuente: Huelva Información e Ilussia Sport

Opina sobre esta noticia

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Tuenti